MÉXICO Y BUÑUEL

COMO TRABAJO DE FIN DE CURSO DE   “CRÍTICA Y CINE 2012-2013”,
ME  TOCÓ PRESENTAR  EL TEMA QUE SIGUE A CONTINUACIÓN Y QUE
AHORA EXPONGO A LA CONSIDERACIÓN DE MIS POSIBLES LECTORES
  

MÉXICO Y BUÑUEL

ANTES DE HABLAR DE NAZARÍN, LA PELÍCULA QUE HEMOS ESCOGIDO COMO TRABAJO DE FIN DE CURSO, CREO NECESARIO COMENTAR  LA RELACIÓN QUE SU DIRECTOR, LUIS BUÑUEL, MANTUVO CON MÉXICO, PAÍS DONDE FUE FILMADA.

PERO, CREO QUE ES MEJOR QUE SEA EL PROPIO BUÑUEL QUIEN  NOS HABLE:

 “ME SENTÍA TAN POCO ATRAIDO POR LA AMÉRICA LATINA QUE SIEMPRE DECÍA A MIS AMIGOS: SI DESAPAREZCO, BUSCADME EN CUALQUIER PARTE, MENOS ALLÍ. SIN EMBARGO, VIVO EN MÉXICO DESDE HACE 36 AÑOS. SOY, INCLUSO, CIUDADANO MEXICANO DESDE 1949”

 LA VIDA QUE ES CAPRICHOSA Y NOS MANEJA A SU ANTOJO HIZO CAMBIAR DE FORMA RADICAL ESE PENSAMIENTO PRIMARIO DEL DIRECTOR.

SUCEDIÓ QUE ESTANDO EL MAESTRO DE CALANDA  EN HOLLYWOD, SIN DINERO NI TRABAJO, A LA ESPERA DE LA OPORTUNIDAD SOÑADA, CUANDO, OSCAR DANCINGER, PRODUCTOR MEXICANO DE ORIGEN RUSO, CONOCEDOR DE SU OBRA, SE PUSO EN CONTACTO CON ÉL PARA OFRECERLE TRABAJO EN MÉXICO.

 EN LOS AÑOS CUARENTA LA INDUSTRIA FÍLMICA MEJICANA ERA PUJANTE (SE PRODUCÍAN MÁS DE 100 FILMES ANUALES) Y HACÍA FALTA MANO DE OBRA CUALIFICADA PARA PODER DAR SALIDA A TANTA PRODUCCIÓN. DE ESTAS CIRCUNSTANCIAS SE BENEFICIARON MUCHOS TÉCNICOS Y ACTORES ESPAÑOLES DE LA DIÁSPORA POSTERIOR A LA GUERRA CIVIL. PODRÍA CITAR MUCHOS NOMBRES, PERO NO VIENE AL CASO EN ESTA CRÓNICA, QUE DEBE SER SUCINTA.

 ASÍ LAS COSAS, BUÑUEL Y SU FAMILIA SE INSTALARON EN MÉXICO, DANDO COMIENZO A LA ETAPA MÁS FECUNDA E INTERESANTE DEL GENIAL DIRECTOR. ALLÍ FILMÓ 20 FILMES, ALGUNAS  “ALIMENTICIAS”, COMO  LAS LLAMABA ÉL CON ESE AIRE SOCARRÓN QUE NUNCA LE ABANDONÓ, PERO OTRAS PASARON A FORMAR PARTE DE UN IMPORTANTE LEGADO, COMO “LOS OLVIDADOS”, DE 1950, PELÍCULA QUE EN SU ESTRENO FUE CASI REPUDIADA POR LA CRÍTICA Y EL PÚBLICO, QUE VEÍAN EN ELLA UN INSULTO AL PUEBLO MEJICANO Y HASTA ALGÚN AIRADO NACIONALISTA LLEGÓ A PEDIR SU EXPULSIÓN. OPINIÓN QUE CAMBIÓ TOTALMENTE CUANDO EN CANNES OBTUVO EL PREMIO AL MEJOR DIRECTOR Y DEMÁS HALAGOS. DESDE ENTONCES EL NOMBRE DE  LUIS BUÑUEL BRILLÓ CON LUZ PROPIA EN MÉXICO. HOY DÍA ESTA PELÍCULA TIENE EL  HONOR DE SER PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.

 OTRAS CINTAS DE ESA ETAPA MUY ACONSEJABLES SON: SUSANA (AQUÍ COINCIDIDO CON ALMODOVAR EN HACERLA SU PREFERIDA); ABISMOS DE PASIÓN, VERSIÓN DE LA FAMOSA NOVELA DE LAS HERMANAS CHARLOTE Y EMILY BRONTË;  ENSAYO DE UN CRIMEN; LA ILUSIÓN VIAJA EN TRANVIA; EL, BASADA EN LA NOVELA HOMÓNIMA DE LA ESPAÑOLA MERCEDES PINTO; EL ÁNGEL EXTERMINADOR; SIMON DEL DESIERTO, Y,  COMO NO, NAZARÍN, QUE DESPUÉS TENDRÁ UN COMENTARIO ESPECIAL.

 UNA  MENCIÓN APARTE REQUIERE, “VIRIDIANA”, COPRODUCCIÓN HISPANO-MEXICANA, QUE MARCÓ EL REGRESO A ESPAÑA DE BUÑUEL, EN 1961. ESTA PELÍCULA, QUE HABÍA PASADO  LA CENSURA ESPAÑOLA SIN GRANDES DIFICULTADES, FUE PROHIBIDA POSTERIORMENTE, POR BLASFEMA, CUANDO GANÓ LA PALMA DE ORO EN CANNES. SIN COMENTARIOS.

                                   ESTA PROHIBICIÓN   HASTA SE MANTUVO EN ESPAÑA HASTA 1977.

DURANTE ESOS AÑOS VIRIDIANA FUE MEXICANA Y GRACIAS A ELLO FUE POSIBLE SU ESTRENO EN TODO EL MUNDO. LA LABOR  DE  GUSTAVO ALATRISTE Y SILVIA PINAL, PRODUCTOR Y ACTRIZ, EN FAVOR DE ESTA PELÍCULA FUE ENORME,   JUSTO ES RECONOCERLO.

 EL ÚLTIMO FILME QUE BUÑUEL DIRIGIÓ EN MÉXICO FUE “SIMÓN DEL DESIERTO”, EN 1964, QUE POR PROBLEMAS ECONÓMICOS DE LA PRODUCTORA NO SE PUDO TERMINAR, TAL COMO ERA EL DESEO DEL DIRECTOR,  QUEDANDO EN MEDIO-METRAJE, IMPOSIBLE DE ESTRENAR. NO OBSTANTE, OBTUVO  EL PREMIO ESPECIAL DEL JURADO EN EL FESTIVAL DE VENECIA EN 1965.

 ESTAS CIRCUNSTANCIAS ECONÓMICAS, TAN PENOSAS Y SIEMPRE PRESENTES EN SUS PELÍCULAS AZTECAS, MOTIVARON QUE EL DIRECTOR NO QUISIERA VOLVER A FILMAR EN MÉXICO. DESDE ENTONCES FRANCIA VOLVIÓ A SER EL ESCENARIO DE SUS MEJORES FANTASÍAS. TAMBIÉN ESPAÑA CON LA GALDOSIANA TRISTANA.

 ESE OSCURO OBJETO DEL DESEO, EN 1977, FUE SU  ÚLTIMO TRABAJO.

                                 LUIS BUÑUEL FALLECIÓ EN MÉXICO EL 29 DE JULIO DE 1983 A LOS 83 AÑOS DE EDAD.

 

 JORGE MORENO
JUNIO 2013