EVOCACIÓN (VERSOS MÍNIMOS)

A Daniel, que ya está llegando a su meta

 

  • Aquellas manos volando sobre el teclado
  • Esos dedos finos y ágiles, cual danzarines chinos
  • Y su voz aguda quebrando el aire
  • con la mirada llena de luz, repleta de ilusiones

 

 

  • Jorge Moreno
  • noviembre 2001